Citius, Altius, Fortius. El libro negro del deporte.

Imagen

Aprovechamos estos días de incesante y aberrante obsesión con los juegos olímpicos para proponer la lectura de esta obra. Escrita por Federico Corriente y Jorge Montero, y editada por Pepitas de Calabaza, plantea un recorrido histórico desde la Antigüedad clásica, enmarcado en un amplio análisis social, político y antropológico, de un fenómeno que ha vanido a consumarse como el nuevo “opio del pueblo” de la modernidad: el deporte.

“En definitiva, en la concepción de Coubertin, si bien se mira, el deporte ya se perfila como vehículo privilegiado de armonización espectacular de la contradicción entre igualdad de oportunidades y desigualdad social. Este puede y debe triunfar allí donde la mentira política, jurídica y económica fracasen. El deporte y el discurso democrático van a confluir, por tanto, en el cumplimiento de una misión ideológica de trascendencia universal: encauzar y contener las tensiones sociales engendradas por la modernidad capitalista. Por supuesto, sería perfectamente legítimo invertir la perspectiva y considerar que el objetivo último del discurso democrático moderno no es otro que la deportivización permanente del conflicto social.”

De una manera bastante lúcida, a nuestro modo de ver, los autores ensamblan acontecimientos y estructuras históricas relativas al mundo del deporte, mostrando la realidad de este fenómeno y evidenciando su crítica radical , así como poniendo de relieve la pobreza y el velado teórico-crítico del movimiento presuntamente revolucionario.

“Por sí solo, el hecho de que la crítica de un elemento tan central en la constitución de la sociedad capitalista moderna no se comenzara a abordar hasta hace apenas cuatro décadas plantea serios interrogantes sobre el grado de profundidad y concreción alcanzado por la crítica social a lo largo del siglo xx, y con mayor motivo aún teniendo en cuenta su notoria función de válvula de escape y mecanismo de control social. En un sentido mas amplio, la ausencia social de una crítica radical de esta ideología de la competición, la selección, el éxito y la participación virtual, solo puede entenderse como la expresión palmaria de un fracaso social colectivo”

Sin duda, un texto de obligada lectura para aquellos/as interesados/as en la comprensión, y por tanto  su obligada crítica, de la sociedad capitalista, a través de esta pieza básica en la fundamentación del control y la dominación contemporáneos que es el deporte.